Wednesday 8 july 2009 3 08 /07 /Jul /2009 20:50

Presento hoy una receta distinta. Sigue la línea del resto de recetas, es decir, cocina mediterránea: sana, sencilla y económica. Esta vez vamos con un postre que se puede preparar durante todo el año y además muy fácil de llevar a cabo. Tiene un sabor muy suave y por ello agrada a todo el mundo. Es muy digestivo, sobre todo si se toma frío, incluso a los niños les encanta. Vamos allá con está compota de manzana.

Ingredientes:

1- Dos manzanas por persona. Si pueden ser variadas mejor. Yo suelo utilizar grammy smith, reineta, royal gala, golden, etc. En realidad con cualquier variedad de manzana la compota os quedará estupenda.

2- Un palo de canela.

3- Dos trocitos de corteza de limón.

4- Una cuchara de postre de azúcar por ración.

5- Una copa de vino blanco.


Utensilios:

- Una cacerola (a ser posible antiadherente) con su tapa correspondiente.

- 1 cuchara de madera.


Primero que nada pelamos las manzanas y las descorazonamos. Yo suelo partir la manzana en cuartos. Pelo cada pedazo y le retiro la parte del corazón con las pepitas. Una vez queda el cuarto limpio, lo corto en dos partes. Es decir, que de cada manzana saco ocho gajos.

Una vez tenemos las manzanas peladas, descorazonadas y cortadas, las echamos en la cacerola. Añadimos el azúcar, los trocitos de cáscara de limón, la copa de vino blanco y el palo de canela partido en tres pedazos. 

Ponemos al fuego la cacerola al mínimo y la tapamos completamente. Se trata de que la compota se vaya haciendo muy lentamente. Cada 10 minutos revolved las manzanas con la cuchara de palo. Hacedlo con mucho cuidado, aunque ya os aviso que se os romperán algunos gajos de manzana. No pasa nada, al contrario, el almíbar en el que se cuecen las manzanas quedara más trabado y por lo tanto más rico. Si a pesar de estar cociendo las manzanas al mínimo veis que el recipiente alcanza demasiado calor y la espuma que se forma empuja la tapa hacia arriba, retirad del fuego, abrid la tapa para bajar la temperatura y continuad con la cocción. Normalmente con una hora al fuego debería ser más que suficiente para que las manzanas alcancen el punto idóneo para la compota. Para saber si las manzanas están listas con la cuchara de palo intentad partir un gajo y si lo conseguís con facilidad ya podéis retirar la cacerola del fuego.

Dejaremos templar la compota en el mismo cacharro en el que la hemos cocinado. Una vez fría, os recomiendo que la paséis a un recipiente de cristal y que la pongáis en la nevera para que termine de enfriar. A la hora de servir, queda bien presentado en un sencillo bol individual de postre.

Sugerencia: antes de que la compota enfríe del todo, en la misma cacerola, retiráis los palos de canela y los trocitos de cáscara de limón y lo trituráis con la batidora hasta obtener una fina crema y una vez templada la pasáis al frigorífico para que enfríe. Servid en copa de postre, decorando con un palito de canela y un trocito de cáscara de limón.

Espero que os guste. ¡Buen provecho!

Por Ignacio - Publicado en: Cocina mediterrana : sencilla, sana y económica - Comunidad: Cocina contra la crisis.
Escribir un comentario - Ver los 2 comentarios
Volver a la página principal

Presentación

Calendario

April 2014
M T W T F S S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
<< < > >>
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso