Saturday 4 july 2009 6 04 /07 /Jul /2009 19:37
Si ayer la cosa iba de huevos, hoy va de como acompañarlos. Una de las formas más sencilla, económica y sana es con unas patatas asadas al horno. Maneras de preparar este plato hay muchas, de hecho, es probable que escriba más recetas sobre esta forma de preparar las patatas al horno. Vamos a la que nos ocupa hoy.

Ingredientes:

- 2 Patatas medianas (si pueden ser nuevas, mejor).

- Aceite de oliva virgen extra.

- Sal

- Especias variadas: albahaca, romero, tomillo, pimienta negra molida... esto va al gusto de cada cual.

- Dos dientes de ajo.


Utensilios:

- Una puntilla

- Una placa de horno

- Un mortero

- Un pincel de cocina


Primero que nada prepararemos una picada en el mortero. Para ello pelamos los ajos y abriéndolos a lo largo por la mitad, retiramos el germen y los echamos al mortero. Vertemos un pellizco de sal (al gusto) y las especias que más os gusten (tambiénal gusto). Debemos machacar estos ingredientes hasta que todo quede reducido a una pasta fina, sin tropezones. A continuación echamos el aceite (en torno a medio vaso de los de agua, es suficiente). Revolvemos la el aceite y la picada con el pincel de cocina y lo dejamos reposar en el mismo mortero.

Ponemos el horno a calentar a 180 grados.

A continuación, mientras la majada reposa y como no vamos a pelar las patatas, las lavaremos bien para eliminar cualquier resto de tierra que puedan tener. Las secamos bien y las abrimos por la mitad, siempre a lo largo, intentando obtener dos mitades lo más iguales posible. Una vez terminado este paso, con la punta del cuchillo vamos realizando unos surcos superficiales en la cara de la patata no cubierta por la piel, primero en horizontal y luego en vertical, realizando una especie de cuadrícula sobre la superficie de la patata. Estos surcos permitirán que la patata absorba mejor la sustancia de la majada y al hornearse adquirirán un sabor mucho más intenso.

Disponemos las patatas en la placa de horno, volvemos a revolver la majada con el pincel y vamos pintando las patatas por la cara en la que hemos realizado los surcos. A lo largo de la cocción repetiremos este paso por lo que os recomiendo que no os paséis echando mejunje a las patatas. 

Finalizado el paso anterior, introducimos la placa con las patatas en el horno y cada 20 minutos las sacaremos del horno y las volveremos a pintar con la majada. Así hasta que estén echas. ¿Como saber que están listas?. Es muy fácil. Clavamos la punta del cuchillo sobre las patatas. Si están listas el cuchillo se hundirá con facilidad.

Como sugerencia, una vez las patatas están prácticamente asadas, se puede dar un golpe de calor con el grill del horno. De esta manera quedarán ligeramente tostadas y mucho más sabrosas. Pero cuidado con éste paso porque si os pasáis de calor os quedaran con una textura un tanto "crujiente" nada agradable al paladar.

Desconectais el horno y mientras las dejáis reposar ¿Qué tal si os freís un par de huevos para mojar en la yema esas suculentas patatas que os habéis hecho?. Es un plato ideal para acompañarlo con un tinto joven o con una cerveza bien fría.


¡Buen provecho!

NOTA: En la foto que acompaña la receta, las patatas llevan pimentón molido. Aunque se pueden asar con este ingrediente, particularmente no me gusta porque el pimentón es muy delicado y se quema con mucha facilidad, dando muy mal sabor al plato.
 
Por Ignacio - Publicado en: Cocina mediterrana : sencilla, sana y económica - Comunidad: Cocina contra la crisis.
Escribir un comentario - Ver los 1 comentarios
Volver a la página principal

Presentación

Calendario

April 2014
M T W T F S S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
<< < > >>
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso